INFECCIÓN DEL RIÑON Y DE LAS VIAS URINARIAS 

En la edad pediátrica constituye la enfermedad más común del riñón y de las vías urinarias...Se llama asi a la presencia significativa de bacterias en la orina, acompañada o no de síntomas y signos generales de infección. En la edad pediátrica constituye la enfermedad más común del riñón y de las vías urinarias y su presencia puede significar la pista para descubrir anormalidades anatómicas o funcionales subyacentes.

En muchas ocasiones puede pasar desapercibida pues no suele sospechársela si el niño presenta síntomas generales de falta de apetito, un insuficiente desarrollo en su peso y talla o si se administran antibióticos por enfermedades respiratorias concomitantes sin previamente haber investigado si la orina estaba libre de una infección.

De ahí la necesidad de tenerla presente cuando se trata de encontrar el por qué de estas afecciones, efectuando en examen general y cultivo de orina, recomendándose la limpieza de los genitales para que la orina sea bien recolectada y transportada en el lapso de 30 minutos a un laboratorio responsable que cumpla con el estudio de las características físicas, químicas y del sedimento urinario así como del cultivo y antibiograma. De lo contrario se podría estar diagnosticando infecciones que en realidad no existen o en su defecto, como en ocasiones ocurre, se hace el diagnóstico de infección al observar en los exámenes elementos inflamatorios que corresponden a otras enfermedades no infecciosas del riñón.

Con un diagnóstico seguro se puede pasar entonces al tratamiento, el mismo que no solo tiene el propósito de controlar la infección, sino también el de investigar si existe alguna anormalidad de la anatomía o de la función del sistema genitourinario. Para ello se efectúan una ecografía inicialmente y de ser necesario una cistouretrografía, con cuyos resultados se valorará la necesidad o no de otros estudios de imágenes.

Cabe destacar el hecho de que nunca estará demás colaborar con la investigación a pesar de los gastos que ella demande, ya que puede ser la oportunidad de descubrir anomalías congénitas que de acuerdo a las estadísticas de nuestro medio, han llevado al 25% de los niños con insuficiencia renal crónica a requerir un transplante renal.

Y ¿saben Uds.cual fue su primera manisfestación?... pues una "simple" infección urinaria.

Dr. Oswaldo Freire.

Leer Términos y Condiciones
© 2003 - 2004 Areamédica.net
Todos los derechos reservados